PREFACIO

prefacio-noapp-principalEncontraron un libro al lado de la basura, en la playa del Bogatell y me lo dieron. Era domingo y llevaba varias horas jugando a vóley. Creo que eran las dos o las tres de la tarde, con el sol cayendo como un martillo pilón encima de quien osase pisar una arena que se asemejaba a las brasas de las primeras horas de la mañana de San Juan. A esa hora son pocas las personas que se atreven a desafiar las leyes de la supervivencia humana y juegan bajo semejante yugo. Pero, como las meigas: haberlas, haylas, y observaba a dos parejas de turistas jugando en la red mientras hacía mis cábalas sobre quién se desmayaría primero.  Lo hacía bien cobijado bajo una pequeña sombrilla en la que apenas me podía salvar del inclemente sol cuando me dieron el libro. Un curioso obsequio —por las circunstancias en las que se produjo— que, lejos de ser una broma por tratarse de algo de la basura, me hizo ilusión. Lo admito.

Lee el artículo completo en Murray Magazine

Anuncios

TENEMOS QUE HABLAR DE RAYMOND CARVER

loffit_raymond-carver_10-900x450Leyendo a Raymond Carver —en concreto la recopilación de relatos titulada Catedral, editada por Anagrama— uno se percata de lo difícil que es retratar la realidad y hacerla atractiva cuando sólo estás narrando situaciones, ambientes y conversaciones que todo el mundo ha tenido alguna vez en su vida. No existe sorpresa, o elementos novedosos en sus relatos —son pequeñas historias que podrían o nos han pasado— que puedan sorprender al lector. ¿Cómo conseguir que, pese a sus aparentes desventajas, uno no pueda dejar de leer sus historias?

Lee el artículo completo en Hablando con Letras

FOTOS DE CARNE

fotos-noapp-principal.jpg

Hace poco encontré una foto entre las páginas de una novela perdida en la estantería del salón —la novela era de Frederick Forsyth, pero no recuerdo el título—: en ella aparezco con unos diez años junto a mi hermano, en Sitges. La foto la tomó mi madre con una cámara que había comprado mi padre pocas semanas antes cuando pasó un fin de semana en Madrid por negocios. Ese día hacía frío, tanto o más del que hace ahora cualquier mañana de invierno. Después de tomarnos la foto, fuimos a por la merienda y comimos sentados en el paseo, mientras mi hermano […]

Lee el artículo completo en Murray Magazine

MUNDIAL Y NEGOCIACIONES

rajoy-congreso.jpegEn la tercera cerveza —jarra más bien— vespertina surgió el gran tema. Hasta ese momento el Mundial de fútbol en Rusia había sido el centro de nuestras conversaciones cruzadas, bromas y pequeños piques.Es inevitable y hasta mitad de julio será trending topic de los bares —que no vares—, y sentado en aquella terraza cerca de la playa del Bogatell departí sobre selecciones, eliminaciones sorprendentes y candidatos al título.

Lee el artículo completo en La Réplica

LA IMPORTANCIA DE DOSTOIEVSKI (Resubido)

dostoievsk-655x368Días atrás, varios usuarios me enviaron mensajes en los que me advertían que el artículo sobre Dostoievski que escribí en su día para Guts Magazine no estaba disponible, ya que la web no está disponible desde hace varias semanas.

Después de un par de gestiones (y gracias a Cristina, que es majísima), lo he vuelto a subir en Hablando con Letras.

Lo podéis leer aquí: Hablando con Letras. No dejéis escapar la ocasión de suscribiros a la web, ¡es una pasada!

STAR WARS Y EL AGOTAMIENTO

Por primera vez en la historia una película de Star Wars será un fracaso en taquilla. Según los expertos, ‘Han Solo’ llegará con suerte a los 400 millones de recaudación mundial, algo impensable hace apenas unos meses, cuando ‘The Last Jedi’ se convertía en la más taquillera de 2017.

¿Cómo, pues, se puede explicar semejante bacatazo?

Lee el artículo completo en Murray Magazine

LEER EN TIEMPOS REVUELTOS

Simplifiquemos, porque la vida ya es suficientemente complicada. Pensemos en el acto de leer; imaginemos tener un libro entre las manos, ya sea pequeño o grande, de tapa dura o blanda, en castellano, en inglés, en catalán, gallego… Imaginemos que estamos en un rincón de nuestro hogar, o bajo la sombra del árbol más grande del parque al que solemos ir. Más elementos: estamos relajados y no tenemos prisa, no tenemos en el horizonte nada que hacer y el tiempo fluye con tranquilidad, sin una alarma futura, sin una obligación que revolotee a nuestro alrededor.

¿Notáis esa paz, ese bienestar? Parece ciencia-ficción. O así es como lo veo yo, ciudadano de una sociedad que ha pisado el acelerador en los últimos años y no ha parado en ningún momento. Cuando vas tan rápido, no puedes ver el paisaje que tienes a tu alrededor, ni te puedes fijar en los pequeños detalles; a veces, más de los que creemos, ni siquiera podemos pararnos a pensar dónde estamos. Es el tiempo de Internet, de las fake news, de los triunfos efímeros y las vidas que no deben darse ningún respiro.

Lee el artículo completo en Hablando con Letras