Artículos

YO, ROBOT

Este mes de abril nos está dejando varios temas en el candelero que, como siempre, resultan efímeros en su prolongación en el tiempo y los medios. Semana Santa, aniversario de la II República; incluso el tan esperado tráiler de la nueva película de Star Wars ha estado en boca de todos apenas unas horas, para luego regresar a la sopa en la que se mueven todos los elementos de nuestra realidad. El crisol de debates, noticias, documentos, es tan elevada como los granos de arena que albergan todas las playas del mundo.

Hay, sin embargo, un asunto que debería preocupar a quienes tienen las herramientas para evitarlo y que por el momento han evitado como si de un enfermo de sífilis se tratara: el individuo. ¿Cómo? ¿Que los estados y empresarios ya se preocupan por él? De momento, y quien lo niegue miente, estado del bienestar e individuo forman un oxímoron. Cualquiera que analice nuestra sociedad verá comportamientos, mensajes oficiales y sinuosas estrategias para erradicar la figura individual y convertir a la sociedad en una masa uniforme sin colores. Están convirtiendo en un arte el convertir cerebros en masas grises sin apenas actividad neuronal. ¿Cómo cambiar esa tendencia?

Lee el artículo completo en La Réplica

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s