Artículos

EL SÍNDROME DE LA RANA HERVIDA

Si la velocidad de calentamiento de la temperatura del agua es menor de 0,02 °/minuto la rana se queda quieta y se muere al final de la cocción. Mientras que a mayor velocidad la rana salta y se escapa.

Esa afirmación forma parte del llamado Síndrome de la rana hervida, un concepto que intenta explicar por qué las personas aguantan situaciones que parecen insostenibles.

La extrapolación es fácil, sólo requiere de un par de cambios. Imaginemos que somos la rana. Imaginemos, también, que en lugar de estar en una olla con agua lo estamos en una llena de mierda: corrupción, contaminación, derechos sociales menguantes, machismo, homofobia… y cada vez esta olla aumenta su temperatura, cada vez que hay más casos de corrupción, más injusticias, más cuñadismo como dogma, cada vez que eso sucede la mierda nos ahoga más –sube la temperatura de esa olla imaginaria–; pero como lo hace de manera paulatina nosotros no nos damos cuenta. Y aguantamos. Aguantamos sin decir nada porque somos malditas ranas que no queremos ver lo que nos rodea.

Lee el artículo completo en La Réplica

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s